III FESTIVAL INTERNACIONAL DE PERFOPOESÍA DE SEVILLA, 2010


Junto con Beatriz Varela, Teresa Sánchez-Haro y Jesús Vega seleccionamos varios poemas de entre todos los poetas participantes en el III FESTIVAL INTERNACIONAL DE PERFOPOESÍA DE SEVILLA a propuesta de Antonio G.Villarán (Cangrejo Pistolero) director del evento. A continuación muestro los míos debajo de cada uno de los poemas que le corresponden.

Certamen caracho con Carmen Camacho

[CARMEN EPITALÁMICO TAUTOGRAMÁTICO

CON PENÚLTIMO VERSO PALINDRÓMICO

A MI AFABLE AMIGA Y TREMENDA POETA,

Y PARA QUIÉN NO LO SEPA «CARACHO» QUIERE DECIR VIOLÁCEO]

¿Cómo conocí a Camacho

cuyo corazón cazo cacho?

Captaba chillidos cósmicos

con cuatro cacharros cónicos,

cuando caigo capturado...

Carnalmente colorado

capté a Carmina con calor,

confort, cariñoso candor.

¡Carmen con carmín coloca

como costo, como coca!

Canija Carmen Camacho:

¿cuándo cogeremos cacho?

Carmen conquista comarcas

corriendo con curas carcas,

con condes como chiquillos,

Carmen conoce castillos.

Con canutos calma cacos,

comanches, cabos, cosacos...

Cachonda Carmen Camacho:

¿cuándo cogeremos cacho?

Cual casa, cama, comidas

con calorías conocidas,

compraré cosas contigo,

Carmen: ¡cásate conmigo!

Cuando con clarín clamares:

«¿Cómo comer calamares?

¿Cómo copular colocao

Con cantáridas, con cacao,

con champán colmo copas

cantando cariocas coplas

cuando, caliente clamas:

«¡Come chocho!, ¡coge cama!»

Cato coños con caricias,

curro culos con codicia.

Cumplo con cabrío cipote,

¡cojonudo cachalote!

Como, con coquetería,

chochos caníbales, cría...

Oh, cama, casa, Camacho:

¿Cuándo cogeremos cacho?


-
RODOLFO FRANCO

Técnica: Grabado fotopolímero
Tirada: 10
Año: 2010
Medidas de la mancha: 16,5 X 25 cm



Consejo


Rellena este hueco de sales,
Del azúcar desprendida de las nubes.
Mata los soplos psicóticos del viento
Y quédate abajo en este fango
Único.

Ama, y compara la suciedad de tu momento solo
Con los movimientos de tu tropa.
Pero deja, músculo infértil, a tus pies disfrazados
Soñar la tierra de alguien.

Deja que sales vuelen a ras de los párpados
Y una manzana crezca verde
En el rojo tu infierno,
Que el calor la haga tierna
Mientras escuches cantar
A la orquesta de navajas incrustadas
En el cuerpo de tu ayer
O de tu padre.

Habla con el castigo que arrastra la prisa
Y ruega lentitud al Salvador que quiera abrir
Tus senos al río blanco.
No dejes que expriman tu lengua,
Niña muda de fuego.
No extiendas la cadena ni apartes tu sábana
Sin probar la almendra agria
Que nos brinda el dolor

De procrear para esculpir
Lo muerto.

Volveré a visionar a la luna atravesada
Cuando apaguen las luces
Y llueva llanto
Sobre el lodo informe
Manto de la realidad
que se te cae.

Marga L. Morales

Técnica: Tinta sobre papel.
Año: 2010
Medidas del papel: A4



CONTENCIÓN

Soy como una máquina tragaperras

de esas que le das a un resorte y sale

disparada una bola y cuanto más

choca más luces y más puntos.

A mí me entra por la vagina trepa

por el intestino, rebota en el hígado

llega al estómago suma 100 puntos

en la úlcera, sube por el exófago y

cuando cargada de sangre, de bilis,

de patadas en la barriga, de mierda,

de óvulos, estoy a punto de escupirla

al traidor, al de enfrente, al usurero

recuerdo que mi terapeuta me dice

“contención” y me trago la bola.


Mª Luisa Viu Blanch

Técnica: ceras y tinta sobre papel
Año: 2010
Tamaño papel: A4








FRÁGIL

No es nada: sombras.

Debes haber soñado.

No eres la niña desaparecida,

las ondas en el agua.

Tus células, lamidas por el dios, de pronto ignoran

su idioma: la sinapsis. ¿Qué es ese balbuceo?

No lo escuches.

Flotabas mansamente en tu sopa nutricia

y tu fragilidad hacía llorar.

¿Quién hubiera previsto esa sed de venenos? No hay antídoto

que pueda devolverte la inocencia.

En ti se están cebando los insectos,

sucia de hojas, enterrada viva.

Y aquí estoy yo diciéndote que no te pasa nada, conteniendo

tu vagido de niña que acaba de nacer.

Oh, enemigo:

podría ser el ángel que te salvara si supiera cómo.

Poco a poco el sosiego: la mudez

y este cansancio atónito como si hubieras muerto de un orgasmo de pánico.

En tu cuerpo, donde el lorazepam

ha dejado su rastro con dulces lametones,

la vida sigue ahora su curso inexorable.

Has estado muy lejos. Vuelve a ti.

José Luis Piquero

Técnica: tinta sobre papel
Año: 2010
Tamaño papel: A4






PARRICIDIO

Ahora que el volcán se apagó ya para siempre

y su humo fue tragado por la tierra del descanso eterno.

Ahora ¿me pides palabras?, padre.

Furia es la primera que podría darte, aquella que sentí

al oír los golpes que soltabas en el rostro de mi madre.

Sigo oyendo los golpes aunque no estoy en la madriguera

en la que yo y mis hermanos nos refugiábamos.

Ya sé que el mundo espera una elegía cuando el poeta

habla de su padre, pero suplico al lector que me comprenda.

Mi padre no estuvo en la cárcel por ser un héroe clandestino

en tiempos de injusta dictadura. No sufrió explotación

ni fue víctima de la política. Fue un preso común, un desalmado.

El ser más despiadado que jamás he conocido. Sobre una silla de ruedas

quizás viva aún la prostituta de la que un día creyó enamorarse.

¿La cultura para qué te sirve? niño, me decía. ¿Para qué vas al colegio?

Si aún no sabes que hay que respetar a un padre. Que te di la vida

y por tus venas fluye mi sangre. Que los dos somos el mismo fuego.

La misma raíz del árbol milenario tras el que se ocultan los depredadores.

No padre, no. Tú escogiste el camino del machete y de la piedra. Apresar el río,

obligarle a desviarse. Yo me zambullí en el agua surcando nuevos horizontes,

amaneceres donde las manos sólo recuerden cómo acariciar la piel desamparada.

No te echo de menos padre, en absoluto, y nada te perdono.

Aprendí a odiarte cada día. Y ahora, después de tanto tiempo

ni sé qué siento. Te recuerdo como un dolor de muelas, como la extracción

de un diente sin anestesia, pero olvidé ya, posiblemente, odiarte.

A veces, en la penumbra de la rabia, deseé asesinarte. Confieso

que mil veces troceé tu cuerpo y alimenté con tu carne a los cerdos.

Y los vi tan felices que, antes de huir, les prometí no volver jamás.

Hoy en día, padre, ni sé dónde yaces enterrado.

Espero que en las tierras más profundas del olvido.

FRANCIS VAZ

Técnica: tinta sobre cartulina amarilla
Año: 2010
Medidas cartulina: A4








UNA BESTIA QUE RUGE

Llueven golpes en torno a mi cabeza

esta vez si que están pegando duro

muerdo el polvo, me agarro a lo seguro

años luz de cualquier otra certeza.

Dicen que me salvé por la campana,

me sonríe la suerte negra hermana.

Voy en busca de alguna explicación

pero hay una bestia que ruuuuuge en mi rincón.

Me convierto con cada luna llena

en un lobo que ronda el pueblo helado,

que se salta la valla del cercado

y se echa al monte como un alma en pena.

Van siguiendo mi rastro cazadores,

me entretengo husmeando entre las flores,

llego hasta mi guarida y... maldición!

hay una bestia que ruuuuuge en mi rincón.

Con papeles sellados en la mano

hay un docto letrado que asegura

que ya estoy mucho mejor de mi locura

y que parezco un perfecto ciudadano.

y me pierdo por la calle entre el gentío

pero aquí no se ha perdido nada mío.

Me apresuro a cerrar mi habitación

pero...hay una bestia que ruuuuge en mi rincón.

JUAN PERRO

Técnica: Grabado fotopolimero
Tirada: 25
Año: 2010
Medidas de la mancha: 16,5 X 25 cm.





No hay comentarios: