Y DE ESPALDAS

Mira hacia aquí,
deja de olfatear
el aire.
Tus codos
siameses
enmarcan
tus agrestes
glúteos
que imantan
el pedernal
de mi pasión.
El pedestal
de tu pasión.

No hay comentarios: