INSOMNIO

El cándido león rosa siempre
me observa
sobre el hombro del
negro dios de la música.

En equilibrio, sobre
el avance de
mi sombra,
acompaña mi soledad fingida.

Su inmovilidad me aturde.


Me arroparé la cabeza
con mis sábanas de crespón transparentes.

No hay comentarios: