IMPUESTOS, CON SACARINA, INSTITUCIONALES

Cuántos ojos...

Atraviesan mi cuerpo
colgado
de sus miradas.

Pestañas Atómicas
clavadas en sus propios
pensamientos adquiridos, (impuestos)
paseando engalanados
en el tornillo sin fin
de la locura matizada,
filtran mi Aura desbocada.

Otro frío descafeinado (con sacarina)
en el escaparate de la
anodina ciudad de
los monstruos consentidos (Institucionales).

Ni siquiera me gusta
el café.
No soporto
la leche. (De hembra no bípeda)

Me refugio
en el cráter del
Obús...

Siguen ahí
las miradas trazadoras.
Otra vuelta más de
Tuerca.





Me absorben...

Los asimilo...
Enloquezco.
Saldré con mi
frente por bruñido escudo.
Saldré con mi
lengua por única arma.
Qué frente.

Qué lengua.

No hay comentarios: